La construcción metodológica del taller

Iniciamos nuestro proceso de elaboración de un proyecto de taller para la secundaria básica con muy pocas cuestiones especificadas de antemano. Se nos solicitaba trabajar con los alumnos de 2do y 3er año de la Escuela Media 3 de Los Hornos, para que estos, puedan crear su propio Centro de Estudiantes. Nuestra residencia no implicaba sólo planificar y dar clases, debíamos crear un espacio que no existía, pensarlo en su totalidad, por lo que el primer paso a seguir antes de planificar debía ser la definición de un proyecto. En este sentido, el análisis institucional (Ver capítulo anterior), en tanto construcción de un saber sobre la Institución Educativa, fue concebido no sólo como un elemento para entender el presente, sino fundamentalmente como un "saber para proyectar" (Frigerio y Poggi, 1996).
En nuestra primera aproximación al campo, nos dirigirnos a la escuela y mantuvimos algunas entrevistas abiertas e informales con diferentes actores para lograr una mayor especificación de la demanda de la institución. Tomamos esta primera visita como el inicio de un proceso de negociaciones, antes de empezar a intervenir, en palabras de Remedi, un tiempo en el que tendríamos que “modular la demanda”. No fue mucho lo que pudimos averiguar en esta primera visita, los entrevistados no parecían tener muy en claro que era lo que esperaban de nosotras. Primero entrevistamos al equipo orientador de la escuela, luego, tuvimos una breve charla con la vicedirectora. Averiguamos cuestiones organizativas, acordamos tomar las horas de construcción de ciudadanía, y aunque tratamos de recibir alguna orientación acerca de lo que esperaban del taller, sólo pudimos rescatar las siguientes palabras de una de las integrantes del equipo orientador:
“En la institución hace tiempo que existe la intención de crear un centro de estudiantes, pero creo que para que se concrete la propuesta esta debe generarse a partir de la demanda de los alumnos”
Nos manifestaron que la escuela había intentado incentivar la participación de los alumnos mediante el consejo de convivencia sin éxito, por lo que parecía que nuestro rol debía ser ese: lograr que los alumnos se interesen por participar en las prácticas escolares y conformen un centro de estudiantes.
La semana siguiente se nos plantea como actividad desde la cátedra la elaboración de la planificación del primer encuentro del taller. A partir de la lectura de la bibliografía sugerida por la cátedra, surgió nuestro primer problema: ¿Cómo realizar la planificación de nuestra primera clase si no teníamos definido el contenido? La construccion metodológica, en palabras de Edelstein, se conforma a partir de la estructura conceptual, esta determinado por el contenido mismo de la realidad indagada, "no hay alternativa metodológica que pueda omitir el tratamiento de la especificidad del contenido"A diferencia de otros espacios, no había un curriculum prescripto, por lo que antes de pensar una clase teníamos que definir un proyecto, en el cual no sólo se proponga un contenido especifico, sino que además deberíamos explicitar los supuestos teóricos que guiarían nuestra propuesta: supuestos teórico-epistemológicos, ideológicos y éticos. Al respecto, Edelstein, se refiere a otro elemento clave en la construcción metodólogica junto a la disciplina y el aumno, las intencionalidades. Todo lo que sabíamos con respecto al contenido de la realidad a indagar correspondía a las Ciencias Sociales y que perseguíamos una finalidad política clara: formar a los sujetos para el ejercicio de una ciudadanía activa. De esta manera, nuestro siguiente paso a seguir fue ponernos en contacto con bibliografía proveniente de la didáctica de las Ciencias Sociales, y aunque teníamos algunas ideas o conceptos claves que orientaban nuestra búsqueda, la incertidumbre respecto del contenido era cada vez mayor.
En esa primera planificación decidimos trabajar los siguientes contenidos:
  • Democracia y ciudadanía activa
  • La participación juvenil
  • Los movimientos estudiantiles
  • Agregar contenidos de la primera planificación Dani y Marielina
Resulto llamativo que si bien planificamos este primer encuentro por separado, en ambas propuestas se puso el foco en la historia y se decidió trabajar con imágenes y testimonios. La única diferencia fue que Daniela y Marialina también habían propuesto trabajar con resoluciones.
Así fue que luego de una primera reunión del grupo empezamos con la búsqueda de materiales: en internet, bibliotecas y el CENDIE. A este último lugar nos dirigimos con el objetivo de encontrar las resoluciones, sin imaginarnos que eso cambiaría todo nuestro recorrido. A continuación puede leerse un fragmento del diario de campo, sobre aquella visita al CENDIE:

Jueves 24/junio/2010
Hoy bien temprano (8:15 hs) fuimos al CENDIE. Nuestro propósito principal era encontrar la resolución que durante la Dictadura había ordenado el cierre de todos los centros de estudiantes que funcionaban en las escuelas secundarias. No tuvimos suerte con ese objetivo. Nos comentaron que esa resolución estaba siendo parte de un nuevo registro y no estaba en ese lugar. Igualmente, nos facilitaron cuatro biblioratos donde se conservaban otras resoluciones del período dictatorial, por si encontrábamos algo que pueda sernos útil para nuestra propuesta.
A pesar de no haber alcanzado nuestro objetivo, nos fuimos contentas porque:
*encontramos otras resoluciones sobre Centros de estudiantes de la década del ’80 y ’90:
*pedimos prestado un CD de la Comisión por la Memoria, que contiene testimonios;
*nos contactaron con Vanesa Delribedro, una profesora de Ciencias de la Educación que trabaja en la Dirección de Secundaria, y específicamente en el asesoramiento a organizaciones estudiantiles”.

Luego de esta visita, nos dimos cuenta de que había mucho trabajo por hacer y que el tiempo que con el que contábamos para juntarnos las cuatro era muy acotado, por lo que decidimos crear una Wiki para iniciar un trabajo colaborativo a través de este medio.

ACA IRIA UNA FOTO DE NUESTRA WIKI; YA LA VERAN EN EL ARCHIVO jajaj

A continuación puede leerse un resumen de aquella charla que colaborativamente escribimos en la Wiki:

Charla con la dirección de gobierno:



ORGANIZACIONES ESTUDIANTILES: Se utiliza a partir de ahora este nombre en lugar de la denominación Centro de Estudiantes


Claudia Bracchi:
Podemos hablar de participación estudiantil en dos dimensiones:
Como Gobierno democrático
En clave de la Enseñanza: la idea es que también entre en juego lo pedagógico. Por ejemplo: algo muy interesante para trabajar con los 3ros sería el tema de los intereses que entran en juego al elegir la orientación: acciones en relación con la orietación, poner en juego lo que implica elegir.


También pueden formarse comisiones por intereses de los chicos que no necesariamente participan del centro. Son actividades que implican organizarse que pueden estar coordinadas por el centro pero los que participan no necesitan formar parte de él.
Los intereses de los chicos es lo que realmente mueve e inicia la participación. Partir de hitos históricos de la organización estudiantil suele "frustar" a los chicos en la iniciativa a participar. Problematizar y situarlos en que las actividades que propongan con el centro por pequeñas que sean, son formas de participación.
Cuanto más diversas sean las tenáticas de las comisiones, mayor será la participación de los estudiantes de la escuela. "La diversidad genera participación."

RECOMENDACIONES:
Posibles pasos para llegar a organizarse: puede ser un cuerpo de delegados. No pretender que se cree "EL" centro de estudiantes desde la fase inicial. Incluso, no necesariamente debe crearse con la estructura del Centro.
Es preferible que sean pasos medibles a corto plazo
Generarles estrategias de evaluación: ¿Qué hicieron y qué no?, distribución de roles, vínculos internos (relaciones con otros alumnos que no participan y con los adultos de la institución).
Encontrar uno o dos profesores que colaboren
Incorporar LO POLÍTICO: señalar la diferencia con lo partidario. Las decisiones que tomarán son POLÍTICAS.
Buscar herramientas para vincularse con el resto de la escuela: buscar delegados de otros cursos que no participan en el taller, y recuperar sus demandas. Que el centro no sea "un" curso.
Para la trascendencia del centro es importante que se formen cuadros
Brindarles criterios para la elección del delegado: que los chicos no elijan amigos sino a quien se postule
Marcar distinción entre representante y delegado: que sepan las funciones de cada uno.
Es importante que aprendan a escribir notas: las presentaciones por escrito son una herramienta de conocimiento que no tienen.
Proponerles recuperar historias de familiares y gente conocida que haya estado en centros de estudiantes y compartir experiencias
Que tengan un libro de actas es importantísimo
Preguntarles que cosas harían con un centro de estiudiantes? Derechos de los estudiantes, vínculos con la comunidad, etc..
Que sepan la importancia del estatuto, plantear otros modelos. el estatuto los describe como institución.
Elecciones:
-Democracia indirecta: delegados/ interlocutor o presidente
-Voto con listas: el 70 % de los estudiantes tuvo que haber participado
Para finalizar estaría bueno que las jornada das las organicen ellos y después hacerles una devolución de qué hicieron con 3 o 4 líneas de acción a seguir

Luego de esta charla nuestras decisiones iniciales se modificaron casi por completo. La idea de trabajar la historia como contenido comenzó a ponerse en cuestión a partir de lo dicho por una de nuestras entrevistadas: Partir de hitos históricos de la organización estudiantil suele "frustrar" a los chicos en la iniciativa a participar. Empezamos, de alguna manera, a tomar conciencia de cómo abordar el contenido atendiendo a las peculiaridades del sujeto al cual estarian dirigidos los talleres. Abordar los talleres desde la historia aburriria de alguna manera a los sujetos, en nuestra caso adolescentes, entonces ¿Qué contenido abordariamos de manera que resulte mas atractivo para aquellos jóvenes? Aparecia otra cuestion de ineludible consideración: la problematica del sujeto que aprende (Edelstein:81). De esta manera, pensando es dichos sujetos, junto con el contenido histórico fuimos desechando algunos conceptos al mismo tiempo que fueron aparecieron otros nuevos: surgió el concepto de “organizaciones estudiantiles” en la cuál el centro de estudiantes era una de sus expresiones, no la única.
A partir de esta charla, en la siguiente tutoría comenzamos a plantearnos la posibilidad de organizar un taller más extenso. En la siguiente nota de campo se ponen en evidencia algunas de nuestras reflexiones al respecto:

En el práctico, estuvimos charlando con Vanesa y las chicas sobre la posibilidad de hacer algunos cambios en la propuesta de nuestro proyecto. A partir de nuestra idea de que en dos encuentros no creemos poder abordar lo que pretendemos y mucho menos poder lograr que los chicos comiencen a movilizarse sobre esta temática de la participación, planteamos algunas posibilidades: la más fuerte y posible es trabajar sólo con los cursos de 3º (o sólo los 2º) y que sean cuatro encuentros en lugar de dos. Obviamente, esto es pensado como “beneficio” para los chicos, para la escuela, porque es lógico que a nosotras no sé si nos conviene aumentar la cantidad de semanas de prácticas. Pero sobre todo, creo que –con una cuestión ética de por medio- no vale la pena estar poco tiempo con muchos chicos, en lugar de estar más horas con pocos grupos pero que ellos mismos se formen como promotores de esta propuesta que les llevamos y que trabajaremos en conjunto.
Creo que con las chicas estamos pensando e intentando ejercer un compromiso como practicantes y un respeto por la institución y los chicos. Creo que intentamos alejarnos de la idea de “prestame unas horas de clase de tu institución porque necesito practicar”. Creo que pensamos en un trabajo fructífero con la escuela, con los chicos y docentes.
Pensar en más encuentros nos permite elaborar un proyecto más rico, con más forma y con más sentido.
Vanesa nos dijo que le iba a transmitir esta inquietud a Gabriela; pero que igualmente, nosotras podíamos ir consultándolo con la escuela.


Luego de la tutoria, decidimos esperar al Encuentro de Organizaciones Estudiantiles, que se llevaria a cabo en la Repubica de los Niños, para definir y recortar el contenido y por otro lado para conocer un poco mas a los sujetos, conocer que propnian, cómo se organizaban, qué tematicas tocaban, como asi tambien conocer cómo trabajaban los docentes que los acompañaban.

Lunes 30 de agosto: Encuentro de Organizaciones Estudiantiles de escuelas Secundarias de la Provincia de Buenos Aires en la Ciudad de La Plata
La Directora Provincial de Secundaria de la Provincia de Buenos Aires da la bienvenida a los centros de estudiantes, organizaciones estudiantiles y cuerpos de delegados, a continuacion punteamos algunas cuestiones a las cuales hizo referencia:
  • El trabajo de la Dirección provincial tiene que ver con la implementación de la ley provincial, la ley nacional y la ley de protección de los derechos de los individuos.
  • El horizonte, lo que marca el día a día del trabajo de las escuelas es “entender a los estudiantes como sujetos de derecho”
  • La idea de formar para la ciudadanía atravieza los 6 años de escuela secundaria.
  • Gobierno democrático de la escuela: acuerdos institucionales de convivencia/ reconocimiento y promoción de los centros de esrudiantes. 3.000 escuelas y sólo 56 centros de estudiantes registrados.
  • Se trata de promover que los estudiantes se organicen
  • Reconocer el gardo de organización alcanzado: hay centros de estudiantes conformados y en algunos casos hay cuerpos de delegados. Cada instancia es válida esto puede devenir o no en un Centro de Estudiantes.


A continuación los representantes de las distintas organizaciones estudiantiles contaron qué hacian, que actividades llevaba a cabo, cómo recaudaban el dinero, cuales eras sus proyectos e intereses. En un segundo momento se propuso que se armen grupos y que compartan sus experiencias y debatan sobre algunas cuestiones que consideren relevantes, algunas aspectos discutidos por los alumnos:
-¿Para qué? del Centro de Estudiantes, a lo cual los chicos respondieron:
-Como una herramienta para participar y fomentar la participación adentro y fuera de la escuela.
-Como representación del alumnado.
-Como un mediador entre docentes, directivos y los alumnos.
Otro eje trabajado fue ¿Cómo se toman las decisiones?
-Pasan por comisión directiva.
- Se le comunica a los delegados pero hay que ver si esos delegados llevan realmente la información o la distorsionan.
- Se convoca a todo el alumnado.
Un último eje trabajado fue la Creación de un Centro de Estudiantes de la Provincia de Bs As que los represente a todos ellos.

Por último tomamos nota de algunas cuestiones discutidas por los docentes:
Algunos ejes de debate fueron:
¿La organizacion estudiantil debe contar con un espacio/tiempo escolar?
-Ven que muchas cuestiones ligadas a la preocupacion de los estudiantes como son las notas, los examenes, la relacion entre el docente/alumno no son trabajadas por los centros de estudiantes y demas organizaciones, se preguntan el por qué de esta situación.
-Con respecto a los fondos financieros de la organización ¿quien se debe hacer cargo? ¿el asesor? ¿crear una cuenta banacaria? ¿deberia estar con la plata de la cooperadora?
-Conflictos con los centros y distintas organizaciones.

Esta experiencia nos sirvio para darnos cuenta como otros sujetos adolescentes, estaban viviendo la experiencia de llevar adelante una organizacion estudiantil, y por otro lado, nos ayudo a darnos cuenta de la importancia del contexto en el que se insertaban, cada organizacion respondia a distintas necesidades, intereses, y situaciones que tenian que ver con su comunidad, cultura institucional o contexto donde se encontraban.
Un nuevo elemento aparece como relevante a tener en cuenta para llevar adelante nuestra construccion metodologica ya que se conforma, en palabras de Edelstein, en un ambito tambien particular, es decir, que se construye en relación con el contexto (aulico, institucional, social y cultural).
A partir de los aprendizajes que nos brindó esta experiemcia, volvimos a las planificaciones de los talleres, ya con otra mirada, otros conceptos y preguntas con las cuales podriamos trabajar. Continuamos en la búsqueda bibliográfica y nos encontramos con un manual escrito por Finocchio y Schujman que nos ayudó a terminar de delimitar nuestro contenido, que si bien estaba más o menos definido, aún nos costaba organizarlo y poder desarrollarlo a lo largo de cuatro encuentros y definir nuevos conceptos, enmarcanmos nuestras ideas previas sobre lo político, en lo que los autores llaman "politica tradicional", y de esta manera decdimos abrirnos y trabajar tambien, con otro concepto "nuevas formas de participación política". A medida que buscabamos contenido nostras tambien ibamos aprendiendo el contenido mismo, nos ibamos apropiando del mismo. A su vez nos ibamos dando cuenta del papel relvate y estructurador del contenido en el armado de las planificaciones.
Poco a poco fuimos recortando el contenido y secuenciandolo. Llegaron las observaciones que debiamos hacer de los grupos con los cuales iriamos a trabajar, y eso nos fue dando algunas pistas de los sujetos que nos ayudo a tener en cuenta algunas cuestiones en las planificaciones, pudimos ver cómo trabajaban: generalmente individualmente, con música, hablando con el compañero, muy pocas veces en silencio y con los celulares en mano. A partir de dichas observaciones nos dimos cuenta que su modalidad de trabajo era individual, no existia mucha participacion en clase, solo interactuaban con el compañero de banco, o con su grupo de amigos. Esto nos alento a seguir con lo que ya teniamos planificado: propondriamos trabajar siempre en grupos, en la medida de lo posible que no sean con los compañeros de al lado, seimpre alentando a que participen, que den sus opiniones. Para de alguna manera proponerles una manera distinta de trabajar ¿Cómo responderia estos sujetos particulares a esta nueva propuesta?
En la tarea de elaborar un propuesta de enseñanza, de crear una propuesta metodólogica, fueron poco a poco apareciendo las variables o elementos que intervienen, segun Edelstiein, en lo metodologico entendido este último como una construccion que no es absoluta sino relativa: en donde es fundamental el contenido, pero que no es posible disociarlo de la problematica del sujeto que aprende, del contexto y de las intencionalidades o en palabras de Freire la politicidad de la educación, parafraseando al autor "No hay situción educativa que no apunte a objetivos que están mas alla del aula, que no tenga que ver con concepciones, maneras de ver el mundo, anhelos, utopias" (Freire;s/d: 41)